Una agente de la Policía Local de Vigo fuera de servicio salva la vida de un bebé

|

Una agente de la Policía Local de Vigo fuera de servicio, que circulaba ayer por la tarde sobre las dos con su vehículo por la calle Pino, intuyó que algo grave ocurría cuando tras encontrarse retenida en un pequeño atasco, observó como dos mujeres sobresaltadas sostenían en alto a un bebé.

En ese instante detuvo su vehículo en el margen de la vía, se apeó y se dirigió apresuradamente al lugar en el que ya se agolpaban más personas. Pidió permiso para tomar al recién nacido en su brazos y al ver que estaba muy amorotado y presentaba dificultades para respirar, decidió aplicar los conocimientos recibidos en su instrucción policial y realizar las maniobras necesarias para reanimarlo.

Afortunadamente el susto no acabó en tragedia y tras aplicar la maniobra de Heimlich (colocar al lactante boca abajo, apoyado en su antebrazo sosteniendo su cabeza con una mano y sujetando su mandíbula, aplicó unas pequeñas palmadas entre los dos omóplatos) consiguió que volviese a respirar.

Posteriormente se presentó en el lugar una ambulancia del 061 que procedió al traslado del bebé nacido el 02/02/2020 hasta el Hospital Álvaro Cunqueiro, donde se encuentra monitorizado en la UCI.

Su madre., natural de Brasil, nacida en el año 1991, ha explicado que tras amamantarlo, lo dejó sobre la cama un instante y cuando se acercó, observó que había vomitado y se había puesto muy rojo. En ese instante decidió salir a la calle con él en brazos para pedir ayuda.

Comentarios