El PP constata en el barrio de O Freixeiro el abandono al que tiene sometido el alcalde a la mayoría de las zonas de Vigo

|

El portavoz popular, Alfonso Marnotes, y el concejal Jesús Marco González, visitaron hoy el barrio de O Freixeiro acompañados de un numeroso grupo de vecinos tras constatar el abandono en el que vive esta céntrica zona. El grupo municipal ya se había reunido, previamente, con los vecinos, quienes les informaron y se quejaron del lamentable estado de O Freixeiro.

Alfonso Marnotes explicó que “hoy iniciamos una serie de ruedas de prensa en barrios y parroquias de la ciudad siguiendo las demandas de los vecinos y haciendo pública la situación de abandono y discriminación que sufren muchas zonas de Vigo. Y, como ejemplo de esta discriminación, está el barrio de O Freixeiro, que es la zona cero del abandono. Aquí, en esta zona cero de Vigo, empezamos a visitar los barrios que están a monte por que no tienen lo básico: el ‘Vigo a Monte”.  

Los concejales afirmaron que “nos hemos reunido con los vecinos y lo que nos han contado es muy triste. Aquí se evidencia que para el alcalde hay dos ciudades: el Vigo que se ve, el del centro, y el que se ve menos o nada. El Vigo que importa y el Vigo que no importa”.

En cuanto a las reivindicaciones vecinales, “no son nada pretenciosas ni imposibles de realizar. Son aspiraciones completamente normales y desde luego que dignificarían este barrio. Que además apenas suponen coste económico”, aseguró Marnotes.

En cuanto a las peticiones, se enumeran las siguientes, entre otras:

Ø  Aceras. En este barrio no hay aceras. La gente tiene que caminar por la calle jugándose la vida

Ø  Asfaltado: Las calles no se asfaltaron nunca desde que se hicieron. Hay baches por todas partes

Ø  Limpieza: los vecinos aseguran que por estas calles no pasan los barrenderos y jamás se baldean

Ø  Faltan contenedores de reciclaje

Ø  Solicitan espejos para evitar accidentes en distintas travesías que, al parecer, llevan años pidiéndolos

Ø  Otra reivindicación histórica es un badén e a la entrada del colegio Altamar. Los niños se juegan la vida al cruzar allí.

Ø  Un único Vitrasa que pasa por aquí. Cada hora, con suerte. Y que no les coincida en fin de semana porque entonces están perdidos.

Ø  Y lo que verdaderamente da pena y es una muestra más de la dejadez de este alcalde, es el muro apuntalado en el camiño do Freixeiro. Un muro del ayuntamiento que se derrumbó y lleva meses apuntalado. Que nadie viene a arreglarlo. Y que por esta dejadez, además, la calle está cerrada al tráfico. Una calle que descongestionaba Arquitecto Palacios. Vergonzoso nuevamente.

El PP considera que son reivindicaciones muy sensatas, asumibles y que los vecinos están en su derecho de pedir. “Nosotros desde el grupo municipal nos sumamos a sus reivindicaciones y apelamos al sentido común para que desde el Concello, el alcalde tome nota y se ponga por fin a trabajar por todos los barrios de Vigo, no sólo por el centro. Por eso, iniciamos, desde hoy, recorridos por las zonas de la ciudad que están abandonadas, las zonas que al alcalde no le importan y deberían importarle porque los vecinos pagan impuestos como todos”, concluyó Alfonso Marnotes.


Freixeiro10



Comentarios