La Policía Nacional informa que varias empresas de Vigo han sido víctimas de estafas por pago de mercancía

|

Varias empresas de Vigo han recibido llamadas de supuestos responsables o ejecutivos que informaban a un empleado que iba a recibir un material, pero que tenían que hacer un pago previo.

En uno de estos casos, un empleado de una concesionaria de parkings en Vigo recibió una llamada en un teléfono de la empresa, manifestándole el interlocutor que era un directivo y que estaba esperando un pedido de un sistema de video-vigilancia de un proveedor, pero no lograba contactar con la encargada del parking, por lo que tendría que encargarse el trabajador de recibir el material.

Con la disculpa de que no lograba oírlo correctamente, el supuesto jefe le pidió al empleado su número de teléfono móvil, y le dijo que lo llamaba a su teléfono particular.

Mientras hablaba con él a través del móvil, se recibía una llamada en el teléfono fijo de la empresa del supuesto transportista, que le informaba que tenía un pedido pendiente de entrega por una incidencia con un pago, y que en caso de no realizarse dicho abono la empresa tendría que pagar una penalización de 1800€.

Por el móvil, el supuesto jefe le decía que seguía sin poder localizar a la encargada, así que debería ser él quien cogiese el dinero de la caja y dirigirse a un locutorio cercano para hacer el pago a través de una oficina de servicios financieros.

Sin colgar el teléfono móvil, el trabajador se dirigió hacia el locutorio, pero estaba cerrado, informando al presunto directivo del hecho, por lo que este le facilitó la dirección de otra tienda-ciber desde la que podía realizar el pago.

Después de enviar el dinero se dirigió de nuevo al parking, y a su llegada recibió una llamada de la encargada, la cual le preguntó donde había estado, ya que había estado llamando y no había podido contactar con él.

Este varón le explicó lo sucedido, y la mujer le aclaró que no había ningún pago pendiente ni esperaban el envío de ningún sistema de video-vigilancia, descubriéndose que todo había sido un engaño.

Varias empresas y de diferentes sectores

Esta no sería la única denuncia en esta Comisaría, ya que pocos días después el responsable de una cadena de supermercados se presentó en comisaría para denunciar que había recibido una llamada en la cual un proveedor le solicitaba el pago de una cantidad pendiente para la entrega de unas cámaras y un ordenador.

Del mismo modo fueron víctimas de la misma estafa dos panaderías, un estanco y una clínica, además de otros tres parkings de la ciudad.

En todos los casos los estafadores llaman desde un teléfono que comenzaba por +52, prefijo internacional de Méjico, y siempre piden un número de teléfono móvil argumentando que no se escucha bien la llamada, además de no dejar que la víctima cuelgue el teléfono.

Durante la llamada suena el fijo de la empresa y habla el presunto proveedor o transportista solicitando una cantidad pendiente por el

material, que además informa al empleado que en caso de no pagarlo antes de una hora pierde la mercancía o se expone al pago de una penalización.

Las cantidades solicitadas varían entre las diferentes empresas y su volumen de negocios, si bien se movían en un abanico de entre los 800 y 1.800 €, y para dar mayor confianza facilitaban al trabajador el nombre de algún encargad@ o de directiv@s.

Comentarios