El voto de Abel Caballeroen en la FEMP, permite a Hacienda contar con los remanentes de los ayuntamientos

|

La junta de Gobierno de la FEMP, reunida en la mañana de este lunes con carácter extraordinario, aprobó firmar con el Gobierno el acuerdo económico que permitirá impulsar desde los Gobiernos Locales medidas para favorecer la recuperación de pueblos y ciudades tras la pandemia. El acuerdo, que el alcalde de Vigo y presidente de la FEMP calificó de “singular, importante y muy positivo para las Entidades Locales”, prevé que la Administración General del Estado realice un ingreso no financiero de 5.000 millones de euros para las Entidades Locales a los que se sumará un máximo de 400 millones para compensar el déficit de los servicios de transporte urbano, y la participación en fondos europeos que ascienden a 72.000 millones.

El acuerdo contempla que las Entidades Locales que, con carácter voluntario, pongan a disposición del Gobierno sus remanentes de tesorería irán percibiendo de manera proporcional a los remanentes que cedan un ingreso no financiero durante 2020 y 2021. A partir de 2022, y en un plazo de diez años, los Gobiernos Locales habrán recibido la totalidad de los remanentes cedidos y podrán utilizarlos sin incurrir en déficit. Se trata, en palabras del presidente Caballero, de la única forma de utilizar esos remanentes de tesorería, un uso que está limitado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. “La cesión es la única manera de utilizar los remanentes. Tras cederlos al Estado, este devuélvenoslos libres de déficit y listos para gastar”.

Además, el acuerdo contempla también mantener la utilización del superávit tal y como se vino haciendo hasta ahora y, en este sentido, prevé utilizar lo de 2019 para gastos de 2020. Se prorroga para 2020 la regla especial del destino del superávit de 2019 y también se prorroga el procedimiento de ejecución de inversiones financieramente sostenibles iniciadas en 2019 con cargo al superávit de 2018.

Abel Caballero subrayó que, en este sentido, el acuerdo abre la posibilidad de que los Gobiernos Locales elijan “a la carta”, pudiendo optar por la fórmula de cesión de sus remanentes, por la tradicional del superávit o por una mezcla de ambas, “es compatible, según el acuerdo, el uso de remanentes y superávit”.

El acuerdo prevé igualmente exención de la regla de gasto en 2020 y también mecanismos de apoyo a municipios con problemas de liquidez o en riesgo financiero. Para estos, en concreto, abre dos posibilidades: una a través de las Diputaciones Provinciales y Entidades equivalentes (mediante formalización de préstamos o transferencias corrientes) y otra que contempla el compromiso de revisar las condiciones financieras de los préstamos del Fondo de financiación la estos Ayuntamientos.

A todo eso se suma el compromiso de avanzar en la financiación local @ao mesmo tempo que en la financiación autonómica y avanzar también en la modificación de la LRSAL. En lo que respecta a avances y #modificación normativas, Caballero anunció que este mismo mes de septiembre se constituirá una mesa de trabajo técnico para negociar la reforma de la financiación local. Recordó que otra mesa ya viene trabajando para la adaptación de la regla de gasto.

También subrayó que la Federación seguirá trabajando para avanzar en mejoras de los Gobiernos Locales que, a su vez, representen mejoras para la vida de las personas: “Este acuerdo es la eclosión de las Entidades Locales. La pandemia puso de relieve a importancia del local y en ese contexto, este acuerdo es muy importante para las Entidades Locales, muy positivo. El municipalismo sigue atento a 47 millones de personas que viven en todos los municipios”, concluyó.







Comentarios