La Policía Nacional de Vigo detiene a una mujer que apuñaló a un varón con unas tijeras en la avenida de Castrelos, imputándole por ello un delito de Lesiones

|

  • Una llamada a la Sala Operativa del 091 alertó de los gritos de una o varias mujeres en una vivienda de la avenida de Castrelos
  • Una dotación acudió al lugar y se encontró a dos mujeres discutiendo acaloradamente y a un varón, que sangraba abundantemente, con diversos cortes en cuello, manos y dedos
  •  Al interrogar a las partes descubrieron que la víctima había intentado mediar y separarlas, y fue atacado por una de ellas con unas tijeras


La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 30 años de edad, de nacionalidad española, y con domicilio en Vigo, por un delito de Lesiones.

Gritos en una vivienda

Faltaban escasos minutos para la 01:00 de la madrugada cuando sonaba el teléfono de la Sala Operativa del 091, y una persona que caminaba por la avenida de Castrelos informaba que había oído fuertes gritos en un edificio cercano.

Una dotación policial que realizaba labores de prevención de la delincuencia en la zona, acudió al lugar y llamó a los telefonillos del edificio para acceder al interior, pudiendo escuchar una fuerte discusión que venía de las plantas superiores.

Al subir las escaleras se encontraron a dos mujeres discutiendo acaloradamente en el hall de entrada de una vivienda, y a un varón ensangrentado que intentaba contener la sangre que manaba de una herida del cuello, con la mano.

Los agentes dieron una primera asistencia a la víctima y separaron a ambas mujeres, al tiempo que solicitaban una ambulancia para que atendiese al joven de sus heridas.

Cuando la situación se tranquilizó interrogaron al varón para saber que había sucedido y este les manifestó que las dos mujeres y él convivían juntos en ese domicilio, y que momentos antes se había iniciado una fuerte discusión entre ellas.

Al intentar mediar y separarlas sintió un fuerte golpe y un corte en la parte posterior del cuello, y al darse la vuelta vio a una de las mujeres con unas tijeras en la mano que intentaba agredirlo nuevamente, por lo que se cubrió con los brazos, recibiendo varios cortes y punzadas.

Finalmente consiguió quitarle las tijeras, pero eso no evitó que recibiese varios puñetazos y patadas de la agresora.

Dado que presentaba varias heridas punzantes en el cuello, cortes en los dedos, en la mano, tenía la boca ensangrentada, y el personal facultativo indicó que sería necesario su traslado a un centro hospitalario, los agentes procedieron a detener de la autora de las heridas por un delito de lesiones.

Detención y toma de declaración

Una vez en dependencias policiales, se le tomó declaración policial a esta mujer y se descubrió que ya contaba con al menos 9 antecedentes policiales anteriores.



Comentarios