La Policía Nacional, impide el suicidio de un varón en las proximidades de la autopista AP-9

|

  • La llamada de un ciudadano que circulaba con su coche y que vio a un varón que se subía a la barandilla del puente hizo saltar las alarmas
  •  La sala CIMACC 091, puso todos los recursos en una misión donde no había tiempo que perder
  •  Los policías lo descubrieron subido al pasamanos e intentaron calmarlo, pero la víctima no entraba en razón y tuvieron que agarrarlo por los brazos cuando se iba a tirar al vacio
  •  Mientras esperaban por la ambulancia este varón intentó en varias ocasiones zafarse de los agentes para volver a subirse a lo alto del puente
  •  Finalmente sería trasladado al hospital para proceder a su valoración y exploración por parte de personal especializado



Agentes de la Policía Nacional han conseguido salvar a un varón de unos 50 años de edad, español y vecino de Vigo, cuando intentaba lanzarse al vacío desde un puente situado al final de la calle Vista Alegre.

Complicada y rápida intervención contra reloj

La lucha contra reloj se inicia a las 11:30, cuando se recibe una llamada en la Sala Operativa CIMACC 091 de la Policía Nacional de Vigo, donde comunican que en el puente de la calle Vista Alegre, hay un varón que está subido a la barandilla.

Alertada una patrulla camuflada que estaba en la zona, se dirigen al lugar para intentar localizar al varón y ver si se podía evitar tal desenlace. Al llegar descubrieron a una persona situada en la parte superior del pasamanos con la clara intención de tirarse, por lo que solicitaron la presencia urgente de una ambulancia.

Hablar con él no fue suficiente por su determinación de llevarlo a cabo

Los agentes salieron del coche y se identificaron como policías mientras intentaban calmar al varón, pero este no atendía a razones, y estaba determinado a acabar con su vida, la situación era doblemente dramática porque si se tiraba podría no solo causarse daño a sí mismo, sino también a cualquiera de los usuarios que circulaban por la AP-9.

Cuando ven que el varón empieza a balancearse peligrosamente, los agentes en un rápido movimiento consiguen asirlo por los brazos y bajarlo a la acera.

Esta persona comenzó forcejear con los agentes indicando subirse nuevamente a la barandilla, al tiempo que los policías lo sujetaban mientras esperaban la llegada de los sanitarios.

Una vez llegó la ambulancia lo trasladaron al Hospital para realizarle una exploración y valoración, volviendo los policías a Comisaría para comparecer dando cuenta de lo sucedido al Juzgado de Guardia.

Comentarios