El PP pide responsabilidades a Abel Caballero por el derrumbe de un edificio en Areal, que pudo haber provocado una tragedia

|

  • En Vigo hay varios edificios en estado ruinoso y si el propietario no se hace cargo, debe ocuparse el Concello  
  •  Mientras los servicios de emergencias trabajaban en el derrumbe, el alcalde y los concejales se escondían para dar su rueda de prensa diaria en contra de la Xunta  


Los concejales del grupo municipal del Partido Popular, Alfonso Marnotes y Jesús Marco González, lamentaron, esta mañana, el derrumbe de un edificio en la calle Areal. Hasta allí se desplazaron para hablar con los vecinos e interesarse por su estado, así como agradecer el trabajo de los servicios de emergencias que estuvieron en la zona. El portavoz Alfonso Marnotes explicó que “no ha sido un caso fortuito. Sabemos que en Vigo hay varios edificios en este estado ruinoso, mientras el alcalde mira para otro lado. Aquí, si el gimnasio llega a estar abierto, hubiera sido una gran tragedia. Exigimos responsabilidades a Abel Caballero porque en este inmueble no había medidas de seguridad. El Ayuntamiento tiene que obligar al propietario a que se haga cargo de la seguridad y si éste no lo hace, entonces es el Concello el que tiene que responsabilizarse para que no ocurra lo que hoy ha sucedido”.

El edificio llevaba varios años en esa situación sin que el Concello adoptara las medidas pertinentes. “Mientras los servicios de emergencia trabajaban a destajo, ni el alcalde ni ninguno de los 20 concejales fue por la zona. Y, lo que es peor, ni Abel Caballero ni los ediles responsables, la concejala de Urbanismo, María José Caride, de Seguridad, Elena Espinosa, y de Servicios, Javier Pardo, se trasladaron al lugar. Prefirieron hacer de palmeros del alcalde en su rueda de prensa diaria en contra de la Xunta. Deberían estar aquí, visitando la zona y encargándose de sus responsabilidades, pero han preferido ponerse delante de las cámaras, escondidos en el Ayuntamiento, para asentir al monólogo diario de su alcalde y dejar abandonados a los vecinos de esta zona y a los servicios de emergencia. Es una vergüenza”, añadió Alfonso Marnotes.

“Afortunadamente no ha habido que lamentar daños personales, pero si el gimnasio estuviera abierto, esto habría sido una tragedia de dimensiones importantes. Y es el resultado de la desidia de Abel Caballero, que tiene a la ciudad abandonada en todos los sentidos. Lamentablemente este es solo un ejemplo. Pedimos explicaciones públicas al alcalde y a la concejala de Urbanismo de por qué el Concello no había adoptado medidas de seguridad para evitar el desplome del edificio. Si no ofrecen esas explicaciones, exigiremos su comparecencia en el pleno. Además, pedimos que se nos entregue todas las actuaciones de la Gerencia de Urbanismo relativas a este edificio”, concluyó Alfonso Marnotes.

Comentarios