El PP de Vigo lamenta que la Diputación de Pontevedra excluya a Vigo de las ayudas a la hostelería y pide un plan específico para Vigo

|

  • Los hosteleros de Vigo no recibirán ninguna ayuda, ni de la Diputación, ni del Concello
  •  Son miles los pequeños negocios de la ciudad que se quedan sin ayuda, a diferencia de lo que ocurrirá en todas las grandes localidades de Galicia y en todos los municipios del área de Vigo
  •  El PP pide un ‘Plan Vigo’ porque la ciudad sale perjudicada y se le está castigando
  •  El Ayuntamiento recauda en impuestos municipales de la hostelería y comercio más de 20  millones de euros, de los que más de la mitad son para las concesionarias municipales


El portavoz del grupo municipal del PP y diputado provincial, Alfonso Marnotes, ha lamentado hoy que la Diputación de Pontevedra haya excluido a Vigo de las ayudas a la hostelería que aprobó esta mañana. “Los hosteleros de la ciudad no recibirán ninguna ayuda, ni de la Diputación ni del Concello. Ninguno de los dos quiere ayudarles, a ninguno de los dos le importa la situación de miles de familias. Es bochornoso”.

El Partido Popular afirma que son miles los pequeños negocios de Vigo que se quedan sin ayuda, a diferencia de lo que ocurrirá en todas las grandes localidades de Galicia y en todos los municipios del área de Vigo. “Claramente es una discriminación y está hecho a propósito. Ni Carmela Silva ni Abel Caballero quieren ayudar a sus ciudadanos. Dicen que defienden Vigo, pues vaya ejemplo que están dando”, aseguró Alfonso Marnotes. “Pedimos un Plan específico para Vigo, un ‘Plan Vigo’, porque las ayudas de la Diputación son para concellos inferiores a 50.000 habitantes y Vigo sale perjudicado. Es un castigo a la ciudad”, añadió.

“Abel Caballero esquilma a la hostelería y a los pequeños establecimientos de la ciudad, que sólo en tributos municipales pagan una media de 1.200 euros al año. No les ha perdonado ni un euro, mientras ven cómo se reducen sus ingresos. El Ayuntamiento recauda más de 20 millones de euros con estos impuestos y más de la mitad se van a concesionarias municipales”, añadió Marnotes.

Desde el Partido Popular ya se le exigió a Abel Caballero que destinase 10 millones de euros de los remanentes. “No hizo nada. Lleva once meses lavándose las manos y pidiendo dinero a otras administraciones, que ya lo están concediendo. Se está riendo de los hosteleros y, lo que es peor, está jugando con su futuro. Y su cómplice en la Diputación, Carmela Silva, actúa exactamente igual. No sé cómo siguen teniendo la desfachatez de decir que son los únicos defensores de Vigo”, concluyó Alfonso Marnotes.

Comentarios