El PP denuncia que los vigueses tienen que esperar, de media, un año para conseguir una licencia urbanística

|

  •         La ineptitud de la concelleira de Urbanismo la están pagando todos los vigueses que quieren            tener una casa en donde vivir
  •         Para construir un edificio, la licencia tarda un año y para una vivienda unifamiliar, la espera          es de ocho meses y otros tantos para la primera ocupación






El portavoz del grupo municipal del PP, Alfonso Marnotes, ofreció, esta mañana, una rueda de prensa para valorar la situación del urbanismo en la ciudad. “En Vigo no tenemos Plan General desde 2015 por la anulación del PXOM ilegal de 2008. PXOM ilegal porque la concelleira María José Caride decidió meter en un cajón el plan aprobado en Vigo en el año 2006 con el consenso de toda la ciudad. Desde el verano de 2019 tenemos un Instrumento de Ordenación Provisional, que permite que la actividad urbanística en esta ciudad no se pare, permitiendo que en una gran parte de la ciudad se puedan seguir concediendo licencias. Un instrumento que se habilitó gracias a una Ley del Parlamento de Galicia para evitar la paralización de la ciudad mientras no se desarrollaba el Plan General. Pero lo cierto es que la concejala de urbanismo ha sido incapaz de desarrollarlo. Los retrasos en la tramitación de las licencias siguen siendo inaceptables, y se aprueban muy pocas obras”, afirmó el portavoz Alfonso Marnotes.

El PP denuncia que, en lo que llevamos de año, se han celebrado 16 consellos de urbanismo. “Sólo se han aprobado 4 edificios para un total de 63 viviendas. Y la media para obtener una licencia es de un año. Por lo que respecta a las viviendas familiares, se han aprobado unas 40 y la media de espera es de 8 meses, y otros tantos para la primera ocupación. La ineptitud de la concelleira de Urbanismo, la están pagando todos los vigueses que quieren tener una casa en donde vivir. Sabemos de casos de personas que por el retraso en la concesión de licencia para su casa, han tenido que rehipotecarse porque se le acaban los plazos o tener un aval bancario y tener que pagar los intereses porque lleva un año sin noticias del Concello. La ineptitud de la concejala Caride la están pagando los ciudadanos”, añadió.

En el año 2019, en A Coruña se construyeron 309 viviendas;  en Vigo; 100. En Pontevedra: 115 (más que en Vigo) y en Lugo: 84, cifra que se acerca a la de Vigo con el tercio de población. El precio medio de la vivienda en Vigo ha subido un 17,3% en los últimos cinco años y en el mismo período en Galicia apenas ha subido un 1%. Lógicamente, con estos precios la población joven se va. Vigo pasó de tener, en el año 2007, 94.547 jóvenes a 78.044 en el año 2020. 16.503 personas jóvenes menos, un 17,45%.

Asimismo, Alfonso Marnotes también recordó que siguen parados distintos proyectos anunciados por el alcalde en multitud de ocasiones: “Esperaron meses para aprobar Navia y seguimos esperando todavía por la aprobación del Barrio do Cura, por el desarrollo de la Panificadora y porque salga adelante el Plan General”.

“En definitiva, una Concejalía totalmente colapsada, que carga de retrasos a los ciudadanos, de obstáculos y de burocracia, con una media de un año para que un ciudadano obtenga la licencia. Ya sabemos que la concejala María José Caride es absolutamente incapaz de tramitar las órdenes de demolición y las obras de seguridad de los cientos de edificios en ruina de Vigo que se vienen abajo antes de que se resuelvan los expedientes. Pues ahora constatamos que tampoco es capaz de tramitar las licencias de obra en un plazo razonable”, añadió el portavoz municipal.

Comentarios