El PP reclama que no se cobre el impuesto de circulación debido al mal estado del asfaltado, con calles llenas de baches y socavones

|





  • En enero de este año, los concejales del PP exigieron un plan de asfaltado, pero Abel Caballero prefiere que poner en peligro la seguridad de los conductores a arreglar los baches
  • El Concello de Vigo recauda 15 millones en el impuesto de circulación y los vigueses pagamos un 12,5% más que los ciudadanos de Santiago por este tributo





El grupo municipal del Partido Popular reclama a Abel Caballero que no cobre el impuesto de circulación, y que devuelva el importe a aquellos que ya lo han pagado, al menos hasta que asfalte todas las calles de Vigo porque no se libra ninguna de los baches y socavones. “Circules por donde circules es una vergüenza y, lo que es peor, es un peligro para los conductores. Las calles están llenas de baches, que algunos ya son socavones, y no se ha preocupado por establecer un plan de asfaltado, como le propusimos en enero de este año”, afirmó Alfonso Marnotes. “Hace años que, la mayoría de calles, no se asfaltan y lo único que se ha hecho es parchear. Los baches suponen un peligro para los conductores, especialmente los que van en moto, y hay viales que llevan años sin asfaltarse, a pesar de soportar diariamente, el tráfico de un importante número de vehículos”, explicó Alfonso Marnotes.

En enero, los concejales exigieron una actuación inmediata en diez calles (Avenida de Citroën, Avenida de Europa, Avenida Clara Campoamor, Rúa Gandarón, Baixada a Pontillón, Avenida de Castrelos (sentido Pereiró), carriles de servicio Avenida de Madrid, calle Julián Estévez, calle Tomás A. Alonso y Baixada Á Salgueira) y siguen igual. Hoy, cinco meses después, proponen nuevas calles en las que habría que actuar de forma inmediata: avenida Atlántida, Padre Seixas, Pontevedra, República Argentina, Marqués de Valladares (entre calles Colón y Pontevedra), Torrecedeira (desde glorieta Juan XXIII) y calle Conde.

“El Concello de Vigo recauda 15 millones de euros en el impuesto de circulación y los vigueses pagamos un 12,5% más que un ciudadano de Santiago. Por ejemplo, por un vehículo de 10 caballos fiscales pagamos 64,70 euros, mientras que en Santiago pagan 57,50 euros. Sólo hay afán por recaudar, pero no mejorar. Por eso pedimos que el día 7 de junio, que termina el plazo para pagar este impuesto, se devuelva el importe a aquellas personas que ya han pagado y que, desde ya, se paralice el cobro. Es una medida justa, acorde con el servicio que se está prestando, que es ninguno”, aseguró Alfonso Marnotes.

Comentarios