La Policía Nacional de Vigo detiene a un varón con 100 kg de hachís, imputándole un delito contra la salud pública

|

  • El dispositivo estaba incluido en el plan especial de lucha contra el tráfico de drogas de la Comisaría de Policía de Vigo
  •  Se trata de una organización que operaba en el sur de Galicia, donde se distribuye y vende la droga
  •  Esta red realizaba varios viajes mensuales desde Galicia al sur de España
  •  La investigación sigue abierta y los agentes no descartan futuras detenciones






La Policía Nacional, Udyco Vigo, ha detenido a un hombre de 32 años de edad, de nacionalidad española y con domicilio en Huelva, por un delito de Tráfico de drogas, con numerosos antecedentes por los mismos hechos.

La noche del lunes día 21 de junio, a las 23.30 horas, en las inmediaciones de la localidad de Tuy, nacional 550, dirección Porriño, por agentes de la Seccion de Udyco de Policia Judicial de Vigo, se interceptan dos vehículos, cargados con 100 kg de hachís, operación "GUERNICA"

Por las comprobaciones que realizan los agentes, los dos vehículos habrían utilizado la ruta portuguesa para realizar el trayecto desde el sur de la península hacia tierras gallegas.

En el lugar indicado se localiza uno de los vehículos, de los que se tiene información pudiera portar una gran cantidad de sustancia estupefaciente, y en dirección Porriño, se observa el otro de los vehículos intervenidos, conducido por el ahora detenido.

Tras la detención del conductor de uno de los vehículos, se intensifica la búsqueda de los ocupantes del otro vehículo, que no han sido localizados hasta el momento.

En el lugar se realiza una minuciosa inspección del interior de ambos vehículos y de las pertenencias encontradas en los mismos, pudiendo comprobar los agentes, que los habitáculos inspeccionados podrían estar manipulados y que se desprende un fuerte olor del interior, por lo que se trasladan a dependencias policiales, donde se procede a desmontar parte de los bajos y defensas de ambos vehículos.

Tras un arduo trabajo, y años experiencia en la lucha contra el tráfico de drogas, los agentes localizan oculto en los bajos del vehículo C-4, más de 55 kg de hachís repartido en pequeños envoltorios, un habitáculo preparado para ello, de forma rudimentaria y aprovechando los huecos del propio vehículo, con la clara intención de ocultar la mercancía y evitar posibles controles policiales durante el trayecto.

El otro vehículo intervenido un seat ibiza, ocultaba en sus defensas laterales unos 45 kg de hachís, que se localizan en una primera inspección, tras la tapicería del lateral derecho, no utilizando para ello ningún método sofisticado, simplemente la retirada del plástico que cubre el salpicadero del propio vehículo.

La droga se encentra prensada, en tabletas de 100 gr, en paquetes de medio kg, preparada para su distribución y venta.

Este método de ocultación conocido en el argot policial como "caleta", es muy común para traslado de este tipo de sustancia estupefaciente, utilizado por la delincuencia organizada, teniendo para ello una red de talleres concertados que de manera cada vez más sofisticada, buscan los rincones más inesperados para ocultar la droga.

La investigación sigue abierta y los agentes no descartan nuevas detenciones en los próximos días.

Comentarios