La Policía Nacional investiga varios Hurtos de Catalizadores en vehículos estacionados en vía pública en Vigo

|

  • Los vehículos se encontraban estacionados, sin que aparentemente se observe ningún daño, percatándose los propietarios de la sustracción al encender el motor, y escuchar un ruido extraño
  •  Los modelos y marcas de los vehículos en los que se ha sustraído esta pieza son de características similares, con más de diez años de antigüedad
  •  La crisis ha generado que aumenten los casos de robos de catalizadores que se venden en el mercado negro, para obtener platino, paladio y cromo, metales preciosos muy cotizados



La Policía Nacional, investiga varios robos de catalizadores en vehículos estacionados en la vía pública en distintas calles de la ciudad olívica en los últimos meses.

A través de las denuncias presentadas en dependencias policiales, se puede comprobar que los hechos se producen en vehículos de similares características, marca, modelo y antigüedad, coincidiendo el modus operandi utilizado para la sustracción de los catalizadores.

Los denunciantes aseguran no haber observado aparentemente ningún daño en el vehículo y que se percatan de la sustracción cuando encienden el motor o circulan con el vehículo, y escuchan ruidos extraños y fallos en el motor.

Una vez que se traslada a taller o se da parte al seguro es donde se puede comprobar cómo se ha seccionado la pieza, ubicada en los bajos de los vehículos, utilizando para ello una sierra eléctrica o radial.

Las investigaciones llevadas a cabo por agentes de la Policía nacional, indican que los autores de estos hechos pueden ser un grupo de personas itinerantes, de origen rumano, con domicilio en Madrid, con antecedentes por sustracción de catalizadores en vehículos.

Los vehículos en los que se sustrae esta pieza suelen ser automóviles de más de 10 años de antigüedad, principalmente seat Arosa y Volkswagen Polo, para la sustracción los autores utilizan un gato hidráulico para levantar el vehículo, se introducen debajo y con una sierra eléctrica o herramienta similar realizan dos cortes en el tubo de escape llevándose el catalizador.

El motivo de sustraer el catalizador no es para instalarlo en otro vehículo, trabajo costoso y poco efectivo, sino por el tipo de metales que se encuentran en su interior, de elevado valor económico.

Los talleres también informan que la sustracción de catalizadores se realiza en vehículos antiguos, debido a que los automóviles actuales llevan instalado el catalizador en el motor, por lo que dificulta el acceso, teniendo que forzar el capo.

El valor de la pieza en el mercado ronda entre 500 y 700 euros, aproximadamente, aunque el fin no es la venta de la pieza para reutilizar en otro vehículo, sino la venta en el mercado negro de los metales preciosos que recubren la pieza," paladio, rodio y platino ".


La vida útil de un catalizador está alrededor de los diez años, momento en que va perdiendo eficacia, si bien los metales siguen manteniendo sus propiedades y son reciclados para otros usos. Los catalizadores que ya han cumplido su servicio son reciclados en centros especializados mediante un proceso muy complejo, donde se extrae al platino, paladio y rodio. Además son pocas las empresas autorizadas para realizar estas funciones

Comentarios