Feijóo apuesta por un Vigo más libre que no sea conocido por los titulares pintorescos o las burlas televisivas que provocan sus dirigentes

|





Comentarios