Marta Fernández-Tapias pide explicaciones a Guerra sobre las afiliaciones irregulares desveladas por el Comité Organizador del Congreso del PP de Vigo

|


  • La candidata a la presidencia defiende que los militantes se merecen un proceso congresual “limpio y sin trampas”
  • Las maniobras en la sombra no van ni con mi manera de entender la vida ni con mi manera de entender la política”, dice
  • Afirma que no concibe otra forma de ganar las primarias que no sea convenciendo con su proyecto de “ilusión y cambio”


La candidata a la presidencia del Partido Popular en Vigo, Marta Fernández-Tapias, ha defendido hoy que los militantes se merecen “un congreso limpio y sin trampas” después de que trascendieran irregularidades en algunas afiliaciones. Un hecho lo suficientemente grave como para pedir explicaciones, por lo que reclamó de Javier Guerra una aclaración de por qué ha ocurrido todo esto.

En una comunicación muy breve, la aspirante a liderar el partido de cara a la cita congresual que está prevista para el próximo 18 de diciembre, ha asegurado que “las maniobras en la sombra no van ni con mi manera de entender la vida ni con mi manera de entender la política”.

“Quiero ser una candidata para la militancia real, la que lo haya dado todo por este partido en los momentos más difíciles”, ha dicho, para agregar que “si otros optan por fórmulas distintas con tal de ganar un congreso, desde luego éste no es mi estilo”.

“El congreso se gana convenciendo a la gente de un proyecto, en mí caso hablando de ilusión, de cambio y de Vigo, en ningún caso con juego sucio”, ha zanjado.

Fernández-Tapias se ha pronunciado en estos términos tras hacerse público que la Secretaría de Organización de la sede nacional del Partido Popular informó sobre varios intentos de afiliaciones de manera irregular

y, en consecuencia, la decisión del Comisión Organizadora del Congreso en Vigo de anular 35 solicitudes de afiliación.

Estas irregularidades, según ha informado el COC a través de un comunicado, consistían en “domiciliar las cuotas en una cuenta cuya titularidad no pertenecía a la persona que solicitaba la afiliación, sin que existiera además, ningún vínculo familiar o análogo entre la persona que solicitaba la afiliación y la persona titular de la cuenta bancaria en la que se pretendía domiciliar el pago de la cuota”

Comentarios