Marta Fernández-Tapias nueva presidenta del PP de Vigo

|

  • La nueva presidenta asume ilusionada el reto de regenerar el partido para que “los vigueses recuperen el orgullo de ser del PP y que el Partido Popular recupere el orgullo de ser vigués”
  • Llama a aparcar las diferencias y pide unidad frente al verdadero rival: “Solo unidos lograremos ser una alternativa a Caballero”
  • “Hoy comenzamos un camino nuevo, ilusionante, que nos hará crecer y que es de todos, un camino en el que el PP va a escuchar y defender a Vigo, para que Vigo nos escuche”, afirmó









“A defender Vigo no me va a ganar nadie”. Toda una declaración de intenciones de quien acaba de ser elegida para dirigir el PP de Vigo los próximos cuatro años. Claramente el PP de Vigo apostó por “el cambio, por una renovación profunda, de ideas y estrategias”. La propuesta de Marta Fernández-Tapias convenció a la militancia recabando el 57,5% de los votos.

Una confianza que Fernández-Tapias dijo asumir ilusionada con el reto de “regenerar el partido y volver a conectar con la ciudad”. “Hoy comenzamos un camino nuevo, ilusionante, que nos hará crecer y que es de todos, un camino en el que el PP va a escuchar y defender a Vigo, para que Vigo escuche y defienda al partido”, proclamó. “En Vigo se encuentra la única respuesta para volver a ser importantes”, arengó.

La nueva presidenta llamó así a “aparcar las diferencias, las discrepancias lógicas previas a un congreso, para remar todos en la misma dirección”. Así, pidió a los suyos “no perder de vista quién es nuestro verdadero rival”, en clara referencia al alcalde de Vigo, Abel Caballero. “Si queremos ser una alternativa para los vigueses y viguesas debemos hacerlo unidos”, señaló.

“Es hora de dejar de mirarnos a nosotros mismos, es hora de dejar de lamentarnos y de quejarnos, de poner excusas y de buscar culpables. Es

hora de mirar adelante, ahora nos toca a nosotros iniciar el cambio”, sentenció.

Prometió así “dedicación absoluta y trabajo, trabajo y más trabajo” con el objetivo de “reconquistar a los vigueses, recuperar nuestra base electoral, mejorar y ayudar a mejorar Vigo y crecer juntos”, indicó.

“Nos toca iniciar el cambio”, volvió a insistir, y esto solo lo vamos a lograr sumando a gente capaz de trabajar por un Vigo grande y pujante, que consiga no solo ser conocido, sino reconocido. Con luces, pero sin sombras”, advirtió.

“Volveremos a ser esa ciudad donde nadie esté excluido y donde todos puedan desarrollarse en libertad”, anotó, “con un alcalde que no esté peleado con todo el mundo y una teniente de alcalde que no esté marcada por la corrupción”.

Vigo como única ambición

“Me habéis oído decir en más de una ocasión que el partido no necesita salvadores, necesita servidores y aquí estoy para servir al PP y a Vigo por encima de todo”, aseguró a la militancia congregada en la Estación Marítima, para reconocer que “esta es mi única ambición y debe ser también la vuestra”.

Al hilo, señaló que “el PP no es de nadie que no sean sus afiliados, ni yo me debo a nadie más que a la militancia de Vigo”, a la que consideró “esencial en el diseño que queremos tanto para esta nueva etapa del partido como para el futuro de ciudad”. “Vamos a pisar Vigo más que nunca, para que los vigueses recuperen el orgullo de ser del PP y que el Partido Popular recupere el orgullo de ser vigués”, dijo recuperando uno de los lemas más utilizados durante su campaña.

“Hemos vuelto y Vigo lo va a notar. Hoy empieza un camino. Desde Vigo, por Vigo y para Vigo”, concluyó entre aplausos la nueva presidenta.

Comentarios